ASMR, ¿el orgasmo cerebral existe?

Por: Mariana Guerrero.

 

¿Alguna vez se te ha “enchinado” la piel o te ha hormigueado la nuca al escuchar algún sonido en particular? Pudo ser un orgasmo cerebral o ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma en español); explican los psicólogos.

Dicho término surgió en Facebook en el año 2010, aunque ya se discutía el tema con anterioridad debido a que es un fenómeno biológico que todos hemos experimentado alguna vez; según explican los expertos, la ASMR es una sensación placentera que se puede percibir como un hormigueo que recorre la cabeza, nuca y espalda, esto derivado de un estímulo auditivo, visual y cognitivo que sea de nuestro agrado.

El también llamado “orgasmo cerebral”, produce en la persona que lo siente un estado de relajación y hasta adormecimiento, lo que se asimila mucho a la actividad neurológica que produce el orgasmo físico; la diferencia radica en que la ASMR es provocada exclusivamente a nivel mental.

Aun cuando la ASMR ya es muy conocida y discutida entre neurólogos, así como psicólogos, no existe aún una metodología o un cuadro definido al respecto; esto debido a que es muy variable, ya que en realidad es el propio sujeto quien define si tiene esa respuesta sensorial o no.

Es por ello que a lo largo de estos años han ido surgiendo diferentes artistas ASMR, quienes se han apoyado precisamente de las redes sociales, en particular en la plataforma YouTube, para acrecentar esta práctica; estos artistas se encargan de generar contenido auditivo que sea envolvente para quienes lo escuchan, provocando así la Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma.

En dicha plataforma podemos encontrar desde artistas que hacen sonidos al comer, que simulan los sonidos del mar o lluvia, hasta quienes crean historias para sumergir tu mente entre susurros; tal es el caso de Nocturno ASMR, quien no se define a sí mismo como un artista, sino como un creador, mismo que se enfoca especialmente en la audiencia femenina.

Nocturno define al ASMR como: “Una provocación de los sentidos que ninguna otra estimulación puede darnos”; lo cual le atrajo de tal manera, al descubrirlo él mismo en YouTube, que decidió realizar sus propias creaciones.

Dentro de su canal en la plataforma de streaming, podemos encontrar desde la narración de masajes, hasta la propia historia de cómo llegó a producir este tipo de contenidos, siempre utilizando un antifaz para que cada mujer imagine el rostro que desee y acompañado de su gato Orión, que todo el tiempo ronronea; lo cual personalmente considero hace especial a este creador de ASMR.

Ya sea que disfrutes de los sonidos simples o las historias elaboradas, sin duda, la ASMR es una experiencia que vale la pena experimentar.

Escribe un comentario!

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer mas..